El edificio Beti Jai vuelve a tener utilidad para la ciudadanía

El Ayuntamiento de Madrid ha elaborado un plan especial para ampliar su uso deportivo a otras actividades educativas y culturales.

El Beti Jai es el único frontón construido a finales del XIX y principios del XX que ha sobrevivido al tiempo. Fue inaugurado en 1894 y se encuentra en la calle del Marqués de Riscal, en pleno centro de Chamberí. El Ayuntamiento de Madrid ha elaborado un plan especial para el Beti Jai ya que, actualmente, la ciudadanía no le puede dar utilidad. El objetivo es devolver al edificio su uso deportivo y ampliar con otras actividades educativas y culturales. Este plan lo aprobó el Gobierno el pasado 20 de octubre.

Para llevar a cabo el plan, se ha necesitado flexibilizar las prestaciones del edificio, las cuales se incluían en la declaración de Bien de Interés Cultural, ampliando las dotaciones deportivas a otras actividades. Este nuevo régimen debe respetar los valores del inmueble, así como ser compatible con las normas de intervención que ofrece el decreto de dicha declaración. Asimismo, se respetará su configuración espacial, los materiales y los sistemas de construcción originales y la decoración completa de cada rincón del edificio.

Fuente: madrid.es

Por otro lado, el proyecto asegura el correcto desarrollo del edificio a través de otras prescripciones particulares para mejorar las condiciones de uso y habitabilidad. Entre estas se encuentra la autorización para el cubrimiento del patio y la pista de juego, siempre que la superficie muestre efectos de edificabilidad. Dicha cubierta deberá ser traslúcida, ligera y diferenciada de la edificación. En torno al espacio interior, el tratamiento de la fachada urbana deberá apreciarse con nitidez para proyectar una imagen de una plaza urbana. También se consideró la posibilidad de añadir un 10% de la edificabilidad existente bajo el terreno de juego, sin que en ningún caso se aprueben cambios en la envolvente del edificio.

Con este nuevo plan se corrigen deficiencias del plan anterior aprobado en 2017, el cual fue anulado por el Tribunal Superior de Justicia en noviembre de 2018 ya que presentaba incompetencia en varios informes y no existía ningún estudio económico-financiero de un estudio acústico.

Fuente: @betijaimadrid en Twitter
Historia de este edificio singular

El edificio Beti Jai está situado en el número 7 de la calle Marqués de Riscal, barrio situado en Chamberí, se inauguró en 1894 con un estilo neomudéjar y ecléctico. Fue una obra de los arquitectos Octavio de Toledo y Joaquín Rucoba, y se convirtió en una de las joyas arquitectónicas deportivas en la capital. En aquellos años, el juego más famoso era la práctica de la pelota vasca, llegando a contabilizarse cerca de una treintena de frontones.

Su fachada curva lateral es lo que caracteriza al edificio de estilo neomudéjar, así como el entramado de columnas y vigas de hierro que sujeta la gradería. Los madrileños otorgaron al monumento el título de ‘Teatro Real de los Frontones’, premiado en 1991 Monumento Nacional y en 2011 como un Bien de Interés Cultural y Monumento del Conjunto Histórico de la Villa de Madrid.

Fuente: madrid.es

En mayo de 2015, el Ayuntamiento de Madrid completó el proceso de expropiación del edificio, pasando a ser propiedad municipal. El proyecto de restauración siguió a una investigación que lo salvó de la destrucción y restauró el edificio lo más similar posible al original, que se completó a principios de 2019. El renovado Beti Jai tiene una edificabilidad de 4.579,94 metros cuadrados y se distribuye en cuatro plantas, con un interior cerrado con balcones corridos y una tribuna para 4.000 espectadores, desde la que se divisa el campo de balonmano, y tiene planta elíptica.

Fuente: El independiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *