El arte que esconde Usera

Arte Oculto Madrid es, según su página web, “una nueva forma de entender el arte”; este espacio de coworking pretende facilitar la difusión y creación cultural y artística desde el barrio madrileño de Usera.

Entrada al local de Arte Oculto Madrid.
Entrada del local de Arte Oculto Madrid. Fuente: Arte Oculto Madrid (Http://arteocultomadrid.com)

Ubicados en el número 27 de la calle Nicolás Usera, Guillermo de Torres, Carmen Sánchez y Amaya Hernández gestionan la asociación Arte Oculto Madrid. Desde hace casi dos años, este proyecto ayuda a artistas a darse a conocer a través de su página web; además de ofrecer a los interesados la posibilidad de alquilar un espacio para la creación.

La idea es una inicativa de Arte Oculto Investigación y Desarrollo, asociación cultural compuesta por un equipo multidisciplinar de profesionales, que crea Arte Oculto Madrid como una plataforma online donde se pretendía reunir a artistas y difundir sus obras, sin embargo, a partir de septiembre de 2013, se da el salto de lo virtual a lo físico, con la inauguración de la nave de residencia de Arte Oculto Madrid, en Usera.

Los gestores de este proyecto tienen sus bases formativas en disciplinas artísticas y culturales. Amaya Hernández es artista plástica y encargada de comisariado, con premios de reconocido prestigio como Generación 2012, Injuve, Premio Bancaja, etc. Ha expuesto de manera individual y colectiva en instituciones como Círculo de Bellas Artes, IVAM, La Casa Encendida, etc. Paralelamente ha trabajado como tutora en el Master internacional de la Escuela EFTI durante cinco años.

Por otra parte, Guillermo de Torres es el director creativo, licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad San Pablo CEU de Madrid y diplomado en Diseño Digital en el IED Madrid. Desde 2006 dirige el Departamento Multimedia de imaginaimagen Estudio Audiovisual participando en proyectos web, gráficos, interactivos y de vídeo.

Por último, Carmen Sánchez Blanco es la encargada de la gestión cultural y la comunicación. Licenciada en Historia del Arte por la Universidad Complutense de Madrid y con un Master en Diseño y Gestión de Exposiciones, tiene una amplia experiencia en diseño, gestión y producción de actividades culturales, ha sido la encargada de la programación de la Acción Cultural Española en la Embajada de España en Albania entre 2009 y 2011.

El local y su ubicación.

Foto de la nave donde se aloja Arte Oculto Madrid antes y después de las reformas
Foto de la nave donde se aloja Arte Oculto Madrid antes y después de las reformas. Fuente: Arte Oculto Madrid (http://arteocultomadrid.com )

La asociación tardó casi un año en inaugurar su local en la calle Nicolás Usera, tras haberlo reformado por medio de colaboraciones y campañas de crowfounding. Un ejemplo de la eficacia de las mismas ha sido la última que han realizado, con la que han conseguido cambiar la instalación eléctrica del edificio por completo.

La nave tiene dos plantas, con grandes salones y techos altos. En la entrada se ubican los gestores, en un pequeño despacho sin paredes con varios ordenadores. En la sala principal es donde, según Guillermo de Torres, se realizan los eventos importantes tales como la inauguración, mercados de arte, exposiciones o performance de todo tipo. El aspecto industrial y el concepto abierto de la nave le dan un encanto cosmopolita, al que se añaden los materiales de los artistas como elementos propios de la decoración del lugar.

En el segundo piso encontramos una estancia con techos abuhardillados de gran altura y amplitud, donde llaman la atención los tragaluces, que inundan de luz el salón. Esta es, según de Torres, la estancia favorita de los artistas plásticos, pues permite libertad de movimiento y gracias a la iluminación facilita el trabajo de los mismos.

Este local era propiedad de la abuela de Guillermo y su padre se lo cedió a la asociación por un periodo de tres años sin cargos de alquiler, sólo a cambio del mantenimiento del mismo. Fue la ubicación del local la que les animó a llevar Arte Oculto a Usera y, según de Torres, están cómodos y contentos con el barrio; “es un barrio que tiene mucha vitalidad. Aunque esto no es el centro, obviamente, es muy accesible. El metro de Usera está a tres minutos, además de muchas líneas de autobuses”, afirma éste.

Los artistas ocultos

Actualmente, son once los artistas que trabajan de forma simultánea en las estancias de la calle Nicolás Usera, en diferentes horarios y con diversas propuestas. Entre ellos se encuentran un arquitecto que ha convertido Arte Oculto Madrid en su despacho de trabajo, una pintora de gran formato y un joven que realiza performance audiovisuales. Además de ellos, hay dos chicas, María Sánchez y Alicia de Manuel, artistas becadas que consiguieron su espacio de trabajo gratuitamente tras un proceso de selección realizado por los gestores de la asociación.

Según Guillermo de Torres, el único requisito para formar parte de este espacio de coworking es pagar una cuota mensual que oscila entre los 60 y 90 euros y que cualquier actividad no sea perjudicial para el resto de las personas que trabajan en el lugar.

Además de todo esto, la asociación también realiza clases y talleres, entre los que destacan las jornadas de arte urbano programadas para febrero de este nuevo año o un taller de fanzines. Otras actividades se irán colocando en el calendario próximamente y podrán consultarse a través de la página web http://www.arteocultomadrid.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *