Descentralizando el mundo del tatuaje

En la calle del Mar Caspio encontramos “Félix Parro Black Star Tatoo”, un estudio de tatuajes con mucha personalidad que huye del centro de Madrid para situarse en el  pueblo de Hortaleza.

El tatuaje está en la cresta de la ola y consigue cada día un mayor número de discípulos, los cuales, en su mayoría, se ven obligados a desplazarse al centro para poder encontrar un estudio de tatuajes de calidad, ya que, en muchos barrios de Madrid, no encuentran ningún estudio. Pero este no es el caso de Hortaleza, que cuenta con un estudio de tatuajes profesional.

El responsable del estudio es Félix Parro, un hortalino de Manoteras. Félix comenzó su andadura en el mundo del tatuaje cuando era muy joven, colaborando en estudios de aquí y de allá, y, tras varios años de trabajo, decidió abrir dos estudios propios hace ya diez años. El dónde lo tenía claro: en su barrio: uno de ellos, en Virgen del Cortijo y el otro, en Mar Caspio.

https://drive.google.com/open?id=1Q2fYMZm6nVsBCJ6JnUzurpK8t7jdN53M

 

Logo del estudio en la cristalera de entrada / Foto de Ana Arroyo

Félix quería traer a su barrio estudios profesionales que nada tuvieran que envidiar a los del centro de la capital tanto en estética como en profesionalidad, y así lo consiguió. Tras varios años de apertura, decidió prescindir del estudio de Virgen del Cortijo, que tenía menos afluencia de gente, y aunar todos sus esfuerzos en el estudio de Hortaleza.

 

Tintas de colores sobre la mesa del estudio Black Star/ Foto de Ana Arroyo

Black Star está en pleno pueblo de Hortaleza (Mar Caspio, 27). Su fachada inconfundible con estilo motero invita a asomarse y ver desde la cristalera la multitud de cuadros que inundan las paredes del local. Una vez dentro, la música metal invade el ambiente, y es que Félix es un apasionado de la música y esto se refleja en la colección de vinilos y CD´s que podemos ver en su estudio. Los cuadros que se ven desde fuera son, casi todos, obra de Félix y de temática japonesa, su especialidad en el mundo del tatuaje.

Paredes de la entrada al estudio Black Star Tatoo repletas de cuadros de temática japonesa, obra en su mayoría de Félix Parrot/ Foto de Ana Arroyo.

La especialidad del estudio

Black Star tiene dos salas en las que trabajan dos tatuadores de lunes a sábado de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:30 horas bajo cita previa. Aunque antes también hacían pendientes, actualmente, solo tatúan. Trabajan todos los estilos, pero Félix solo hace tatuajes de temática japonesa. Trabaja, además, bajo una técnica poco convencional llamada free hand, en la que dibuja diseños propios a mano alzada directamente sobre la piel de cada persona y acoplando el tatuaje al cuerpo.

Tatuaje de una carpa realizado por Felix Parro en la pierna de un cliente/ Foto de Felix Parro

 

Felix Parrot dibujando una carpa bajo la técnica Free Hand sobre la espalda de uno de sus clientes. Foto de Ana Arroyo.

Esta técnica requiere mucha experiencia y seguridad, pero también mucha imaginación, ya que el tatuador hace el diseño al momento, basándose en lo que cree que podrá gustar al cliente. Esta técnica no puede ser llevada a cabo por cualquier tatuador y, por eso, Black Star se diferencia de otros muchos sitios y hace que gente de fuera se desplace hasta este pequeño barrio para tatuarse.

Realización de un tatuaje bajo la técnica «Free Hand»/ Vídeo de YouTuBe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.