¡Corre por Siria!

La solidaridad con los refugiados que huyen de la guerra de Siria está y ha estado presente en muchos puntos de Madrid a través de distintas iniciativas. La próxima, #CorrePorSiria, supone la Segunda Edición de la carrera solidaria por el pueblo sirio. 

Los beneficios que se obtengan se invertirán en material de ayuda humanitaria a los desplazados internos en Siria a través de la Asociación de ‘Apoyo Al Pueblo Sirio‘. Los participantes saldrán de la Plaza Cibeles a las 9 de la mañana del domingo 19 de febrero, y podrán elegir entre dos recorridos: el de 5 kilómetros o el de 10 km.

 

Recorrido de 5km: Desde Plaza Cibeles hasta el museo de Ciencias Naturales, ida y vuelta.

https://www.google.com/maps/d/viewer?mid=1qWyVA7vlvJBU9tsoZ_m1hEgrDxc&ll=40.43094009451729%2C-3.6901055065918626&z=14

Recorrido de 10km: Desde Plaza Cibeles hasta el Paseo de la Castellana, ida y vuelta.

https://www.google.com/maps/d/viewer?mid=1EClY-x–dEtEruSgpYF4ungYqoM&ll=40.439661558333846%2C-3.6986456600952806&z=13

No os olvidéis de inscribiros y colaborar, porque es una gran causa. Granito tras granito, se hace una montaña, y además, ¡hacemos ejercicio! Pinchando aquí encontraréis toda la información.

 

Al hilo, es necesario recordar otras buenas acciones en las que ha participado la Asociación Apoyo Al Pueblo Sirio en todo Madrid. La última fue una campaña de navidad, todavía existente, que consistió en enviar juguetes y mucha ilusión a aquellos niños que están en una guerra que no les pertenece. Gracias a todas las aportaciones, han enviado más de 900 toneladas de ayuda humanitaria y todavía esperan poder recaudar muchas más.

En la siguiente fotografía, vemos a Carlos Lisbona, de 23 años, que mandó su juguete para el Día de Reyes con la finalidad de «iluminar la cara de ese niño, aunque solo fuese por un instante». Y aquí está la prueba de que toda la ayuda llega, y el testimonio más sincero de alguien dispuesto siempre a colaborar:

 

Foto: Carlos Lisbona/ Ayuda Al Pueblo Sirio

 

Por otro lado, también destacar la acción más reciente y cercana a la Universidad. La encontrábamos este pasado diciembre a las puertas de las Facultades de la Complutense.

Un grupo de voluntarios de la Asociación Sin ánimo de Lucro estudiantil ‘Refugio por narices’ se encargaba de la recogida de artículos de higiene como compresas, toallitas o pañales. Productos que no se consideran de primera necesidad y los refugiados no tienen acceso a ello. Con la colaboración de SOS Refugiados y Ayuda al Pueblo Sirio consiguieron mandar las cajas al campo de refugiados de Elliniko, en Atenas, el cual era el objetivo de esta campaña. Y para costear los 120 euros que vale cada envío, se dedicaron a vender narices de payaso por un euro.

Foto: Beatriz Lapuente de Ojeda/ Facultad de C.C de la Información 2-12-2016

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.