Conoce la Estación Fantasma de Chamberí

El museo de la parada de metro de Chamberí o también conocida como ‘’Estación fantasma’’ cuenta con una historia, y son cientos los ciudadanos que visitan a diario esta parada. La base de este museo es la antigua estación de Chamberí, concretamente situada en la plaza de Chamberí, como no podía ser de otro modo.

Un poco de historia

También conocida como Andén 0, su antiguo nombre ‘’oficial’’, la estación de Chamberí formaba parte del primer proyecto de Metro de Madrid, es decir, la línea que unía Sol con Cuatro Caminos. Desde 1919 la estación de Chamberí prestaba servicio entre las paradas de Iglesia y Bilbao, pero más adelante el estudio de viabilidad del proyecto de Metro de Madrid fue negativo para esta estación. Uno de los principales motivos era que esta estaba demasiado cerca de sus paradas vecinas.

Fue en 1966 cuando se decidió cerrar la estación de Chamberí. Se tapiaron los accesos al exterior, se apagaron las luces y los trenes dejaron de parar para prestar servicio. De esta manera nacía la estación fantasma de Chamberí.

Posteriormente, esta estación se convirtió en el refugio de muchas personas sin hogar y, al pasar los trenes, los viajeros podían apreciar siluetas a lo largo de la parada que se encontraba fuera de servicio. Es por esto que la vieja estación de Chamberí pasó a conocerse también como “Estación fantasma”.

En 2006 se elaboró un proyecto con la idea de volver a abrir esta estación al público como museo de Metro de Madrid. Este proyecto se puso en marcha en 2008.

Un decorado clásico

Llena de azulejos blancos típicos del metro en sus primeros años, la estación de Chamberí diseñada por Antonio Palacios en 1919 es todo un clásico.

A diferencia del resto de estaciones, la de Chamberí no ha pasado por ningún tipo de reformas desde que se inauguró. Pasillos y vestíbulo más estrechos, bóvedas, taquillas como hace cien años, e incluso el vestuario donde los trabajadores y trabajadoras se cambiaban de ropa son algunos de los aspectos más llamativos de la estación fantasma.

Aunque lo realmente llamativo de esta estación son los anuncios que se pueden ver en los andenes. En aquellos primeros años de metro, los anuncios se componían también con azulejos, al igual que el resto de pared.

Fuente: esmadrid.com

Visita el Museo de la estación de Chamberí

Al museo de la estación de Chamberí solo se puede acceder con reserva previa a través de la Web de museos de Metro de Madrid y con visita guiada. La visita tiene una duración media de unos 25-30 minutos y es totalmente gratuita. Además, solo podrás conocer el Andén 0 los fines de semana.

El horario para visitar la estación fantasma de Chamberí es: viernes de 16.00 a 20.00 horas, sábados de 10.00 a 14.00 horas y de 16.00 a 20.00 horas, y domingos de 10.00 a 14.00 horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.