Con y sin Cristiano

El Real Madrid arrasa al Almería al contraataque después de uno de los mejores arranques del equipo de Ancelotti. Cristiano Ronaldo se retiró del campo después de anotar un tanto debido a una sobrecarga en los isquiotibiales.

ronaldo12El Real Madrid devoró al Almería al contraataque en un partido en el que se lesionó Cristiano Ronaldo y Ancelotti ensayó con un doble pivote inédito. No lo había hecho en lo que iba de temporada, pero el sábado, el técnico italiano mezcló por primera vez a Xabi Alonso con su pupilo de condiciones similares, Illara, liderando las dos facetas del Madrid en el centro del campo para encontrar el añorado equilibrio.

La gira de selecciones dejó en el conjunto de Chamartín la mella del virus FIFA. Kedhira, Marcelo, Coentrao y Di María no llegaron a tiempo por lesión y Modric, con una sobrecarga, se quedó en el banquillo. Ancelotti, sin las piezas idóneas para el 4-3-3, cambió su esquema al 4-2-3-1, con Isco en la media punta e Illara de copiloto de Alonso. “De momento no tiene físico para jugar de interior en el puesto de Kedhira”, expresó Carlo en referencia al jugador guipuzcoano en la rueda de prensa que antecedió al partido. La probatura funcionó como nunca esta temporada en la primera media hora. Carvajal, en el lateral derecho, dio profundidad al equipo y el Madrid doblegó al Almería desde la dirección del medio campo. En el minuto tres ya se adelantó en el marcador con un gol del de siempre, Cristiano, tras una asistencia de Isco, exiliado al banquillo en los últimos encuentros. En defensa los merengues no sufrían y la salida del balón, con dos pivotes defensivos especialmente dotados para el toque del cuero, fue más nítida que nunca.

Solo después del minuto treinta el Almería se sobrepuso al palo inicial. El Madrid agrandó la distancia entre las líneas y sucedió lo que tanto teme Ancelotti: la falta de equilibrio. Alonso e Illara, sin permutas ni coberturas y sin ayudas de los cuatro de arriba, fueron desbordados por Suso, Vidal, Rivera, Rodri, Azeez y Verza. El Almería logró arrinconar al Madrid, difuminado sin ayudas defensivas, más parecido a un barco a la deriva que a un bloque coordinado y con automatismos defensivos. En el empuje local, Rodri, fortísimo en el cuerpo a cuerpo, proyectó dos disparos que a punto estuvieron de ser gol. Diego López, ajeno a la polémica de la portería merengue, repelió el primero y el segundo se fue rozando la escuadra izquierda de la portería del lucense. En plena zozobra, el descanso llegó como un bálsamo para los visitantes.

Al regreso se lesionó Cristiano y Ancelotti agitó el banquillo. Entró Jesé, que arrancó en diagonal con el balón y se lo dio a Benzema para que pusiese el segundo y arrancase la marabunta justo antes de ser sustituido por Morata. El estruendo llegó con espacios. El Madrid fue demoledor con su contraataque, único en el mundo, y aun sin Cristiano en el tapete, su mayor gacela a la carrera, se devoró al Almería a base de goles y bajó el telón de un partido que solamente temió al final del primer acto. Bale puso el tercero tras un fallo de Dubarbier e Isco hizo el cuarto con un tiro cruzado en el que nada pudo hacer Esteban. Morata cerró la goleada con una vaselina después de un pase de Casemiro, que había sustituido a Illarra, y se quitó la espina que hiere a los goladores cuando están en abstinencia. Casemiro lanzó después un tiro al poste derecho de la portería de Esteban que podría haber colocado un resultado tenístico (6 a 0) en el partido, pero la goleada se congeló en los cinco tantos.

El Madrid doblegó al Almería con una primera media hora de fútbol de toque y control, y una segunda parte al galope, con las fieras corriendo al espacio. “Isco ha jugado muy bien. Creo que tanto Illarra como Xabi han jugado muy bien contra el Almería, tanto en la fase ofensiva como en la defensiva. El equipo ha tenido equilibrio sobre todo por el trabajo de los dos”, expresó Ancelotti, en busca de un nuevo equilibrio tras la grave lesión de Kedhira, al término del partido. El susto lo dio Cristiano, que salió del campo lisiado físicamente tras un golpe en los isquiotibiales. Hacía mucho tiempo que no se veía a CR salir del campo por una lesión. “No creo que sea un problema importante. Pienso que es solo una sobrecarga en el músculo porque no ha tenido dolor. Mañana le harán controles”, explicó Ancelotti en zona mixta.

Diego Fonseca Rodríguez

Periodista graduado por la Universidad de Santiago de Compostela. Experiencia en prensa impresa, prensa digital y radio. Ahora mismo en la Agencia EFE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.