Conocer algunos de los monumentos más importantes de Europa sin salir de Madrid

Puede parecer una broma, pero lo cierto es, que en el municipio de Torrejón de Ardoz nos encontramos con el Parque Europa; una zona verde y de ocio que ocupa una superficie de 233.000 metros cuadrados, y cuyo principal atractivo son las 17 réplicas de monumentos europeos que podremos descubrir a medida que vamos avanzando por el parque, o bien, gracias a los planos de situación que encontraremos en diferentes zonas y donde todos los puntos de interés aparecen enumerados, lo que nos facilitará la tarea a la hora de dar con ellos.

Plano situación Parque Europa. Fuente: Teresa Ortega

Monumentos emblemáticos como la Torre Eiffel de Paris, la Fontana de Trevi de Roma, el Atomium de Bruselas, la Puerta de Alcalá de Madrid, el Tower Bridge de Londres o la Puerta de Brandeburgo de Berlín; son algunas de las reproducciones que hacen de este parque uno de los más originales y diferentes de toda la comunidad de Madrid.

Replica Torre Eiffel. Fuente: Teresa Ortega

En un solo día tendremos la posibilidad de teletransportarnos por toda Europa, sumergiéndonos de lleno tanto en la belleza como en la historia de estos símbolos tan representativos, los cuales van acompañados de sus respectivos paneles informativos, donde podremos documentarnos sobre diferentes aspectos relativos al monumento que estamos viendo, como por ejemplo donde se encuentra o la historia que le antecede.

Panel informativo Teatro Griego. Fuente: Teresa Ortega

Por si fuese poco, a parte de los monumentos y de las representaciones con las que nos toparemos a lo largo del recorrido; como los Molinos Holandeses, característicos de los países Bajos, o el Barco Vikingo, muestra de las embarcaciones vikingas construidas entre los siglos VII y XII; el parque cuenta con un fragmento original del Muro de Berlín, que fue cedido por el Ayuntamiento de Madrid y que se encuentra junto a la réplica de la Puerta de Brandeburgo.

Fragmento original del Muro de Berlín. Fuente: Teresa Ortega

Otros encantos, como su famosa fuente cibernética, que ofrece espectáculos de agua, luz y sonido; algo bastante original, si consideramos que solo existen tres fuentes parecidas en el mundo; o los parques infantiles, los restaurantes, los merenderos, e incluso las zonas adaptadas para la realización de diferentes actividades; son los que hacen que, desde su inauguración en septiembre de 2010, el parque se haya convertido en un sitio ideal para pasar un día en familia, alejados del estrés característico de la capital y disfrutando del aire libre.

La entrada al parque es totalmente gratuita y, su horario de visita dependerá de la estación del año y del día. En los meses de junio hasta septiembre, ambos inclusive, se podrá visitar de 9:00h de la mañana a 1:00h de la madrugada, los viernes, sábados y vísperas de festivos; los demás días, se cerrará a las 00:00h. Durante los meses de abril, mayo y octubre, el parque abrirá a la misma hora, con la diferencia de que los viernes, sábados y vísperas de festivos se cerrará a las 00:00h, y los demás días a las 22:00h. Por último, en los meses de invierno; los días de domingo a jueves y festivos, el horario de cierre será a las 20:00h y los días restantes, a las 21:00h.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.