Cuidado de las colonias de gatos

Los gatos callejeros en nuestro entorno es algo frecuente y están controlados por nuestros organismos.

En los barrios de Madrid puedes encontrar diferentes comunas de gatos, estos viven en la calle y no tienen dueño, previamente han tenido que ser registrados por el Ayuntamiento de Madrid, que es quien los controla a través de CER (capturar, esterilizar y retornar).

Las comunas sirven para tener un control de la población felina, proporcionándoles una vida mejor dentro de lo que puede acarrear vivir en la calle.

Las colonias son controladas por personas voluntarias que se encargan de alimentar a los gatos y que el área donde viven esté en optimas condiciones. Estas comunas se pueden identificar a través de un cartel, en algunos casos suele aparecer un número de teléfono, por si alguien quiere informarse o implicarse.

Se ruega no molestarlos, ni sobre alimentarlos, pues para ello ya se encargan los voluntarios, dependiendo de estos y la colonia se les proporciona comida como mínimo una vez a la semana. Los alimentos y agua se sitúan en un tipo de comederos o recipientes de plástico.

Si quieres ayudar a esta causa, hay un curso gratuito concebido por el Ayuntamiento de Madrid, para tener un mayor conocimiento de estas colonias felinas, así como su cuidado y gestión.

Además, también es posible la adopción, si el gato es amigable, lo que no implica que se adapten a una vida casera, pues muchos llevan viviendo en la calle durante un largo periodo de tiempo y siempre hay que asegurarse de poder sacarlo de su entorno.

También hay que tener en cuenta la llegada de algún otro integrante al grupo felino, que puede conllevar problemas sanitarios y la desestabilización de los demás gatos. Como hemos nombrado anteriormente, habría que capturar al mismo, esterizarle y hacerle una revisión general antes de volver a soltarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.