Catrinas celebran día de los muertos en Madrid

“Todos me dicen el negro, llorona… Negro pero cariñoso. Todos me dicen el negro, llorona… Negro pero cariñoso. Yo soy como el chile verde, llorona… Picante pero sabroso. Yo soy como el chile verde, llorona… Picante pero sabroso”, con esta icónica canción de Chavela Vargas los mariachis dan la bienvenida al Día de los Muertos en Madrid, una fecha especial donde los vivos recordamos con nostalgia a nuestros difuntos, y en medio de la fiesta me doy con la sorpresa que estoy rodeada de cientos de Catrinas de carne y hueso.

La catrina es un místico personaje del folclore mexicano, tan hermosa como aterradora. Lleva un elegante vestido de colores, enorme sombrero con flores y claro un rostro ‘calavérico’ cubierto de brillos preciosos, se ha convertido en un verdadero ícono mundial y es el atuendo preferido de muchos durante el día de los muertos.

Hoy han venido más elegantes que nunca porque el MEEU – Madrid Exposiciones y Eventos Urbanos, como todos los años, ha organizo un disputado concurso de Catrinas y hasta acá han llegado no solo mexicanas a seguir con la tradición de su país, también españolas se suman a este festejo.

Y luego de deleitar al público con las rancheras más queridas y de saborear los más exquisitos platos mexicanos, al fin el animador anuncia el momento más esperado de la noche. Una a una desfilan las catrinas en el escenario, cada una más excéntrica que la otra. Unas con paraguas, otras luciendo joyas preciosas. Hay catrinas que suben con sus maridos, igual de elegantes y ‘calavéricos’, otras desfilan hasta con sus hijos, pero todas con la misión de continuar con esta tradición tan arraigada en el folclor mexicano.

El público, con sus aplausos y vivas, va seleccionando que catrina pasa a la gran final. Y en medio de una disputada contienda, Cristina ha sido seleccionada como la catrina 2019. Ella no es mexicana, nació en Madrid pero ama la cultura del país del norte de américa. Su disfraz sin duda es el más original y su maquillaje es terroríficamente hermoso.

“Yo misma me maquillé y mi madre me ayudó con el vestido. Mira mis manos las tengo maquilladas también, me he preocupado por cada uno de los detalles, estoy muy feliz. Y ahora sí me tomaré todo el tequila que mi cuerpo aguante”, Cristina luce radiante vestida de muerta.

Así se termina esta celebración mexicana en Madrid que busca que cada uno de nosotros recuerde con alegría a nuestros seres queridos que ya están en el más allá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.