A sangre y plumas

La Policía Municipal de Madrid ha liberado a 18 gallos que se utilizaban para peleas ilegales en un criadero ilegal de Villaverde, tal y como ha informado la Policía en un comunicado.

Realmente, lo que ha sucedido es tan solo un reflejo de nuestra sociedad, ya que la violencia lo inunda todo y no podemos escapar de ella, pues forma parte de nosotros. El ser humano ha sido siempre violento y nunca dejará de serlo, pues nos gusta la violencia, lo demostramos a diario, y no importa lo civilizada que llegue a ser nuestra sociedad, pues en ella siempre habrá lugar para pederastas, asesinos, violadores, ladrones, timadores, y demás tipos de delincuentes.

Gallos rescatados por la Policía Nacional en Villaverde

Fuente: Policía Municipal de Madrid

El problema es que no entendemos por completo la naturaleza humana, si lo hiciéramos, lograríamos reprimir muchos de esos impulsos violentos  y evitaríamos más de una desgracia, eso sí, solo paliaríamos un problema que no tiene solución. No hay más que pensar en los países donde hay dictaduras, pues son lugares donde apenas hay delincuencia por los duros castigos que reciben los delincuentes, pero no son sitios pacíficos, ya que la propia represión de sus gobiernos provoca más sufrimiento que la delincuencia que tendrían si vivieran en una democracia.

Los hombres somos más violentos que las mujeres, de eso no cabe la menor duda, pero solo si nos referimos en el ámbito de violencia física, pues en la psicológica, al menos en la actualidad, ellas nos suelen superar. Es decir, ambos sexos somos violentos.

En conclusión la violencia nunca se va a erradicar, básicamente porque no solo existe la física, sino también la psicológica, la verbal y otras como la que ejercen las estructuras de poder para impedirnos realizar ciertas acciones. Sin embargo, ni siquiera la violencia física tiene una solución, eso es lo más triste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.