A la caza del mejor “chollo”.

¡REBAJAS, REBAJAS!

Fuente: La Vanguardia

 

 

Otro año más, acaba la navidad y comienzan las rebajas.

Las tiendas y comercios como cada siete de enero abren sus puertas con los siguientes carteles en sus escaparates: 20%, 30%,40% y hasta el 70%. Las deseadas rebajas, un periodo de más o menos dos meses que muchos toman como gran tradición.

A pesar de que muchas tiendas adelantaron sus rebajas antes del día previsto, como es tradición, el siete de enero se desata la locura. La gente espera la apertura de las tiendas para conseguir las mejores prendas al mejor precio.

Durante estos días podremos ver los comercios a rebosar, grandes colas en los probadores, en las cajas para poder pagar, gente con bolsones… Pero, ¿de dónde viene esta famosa tradición?

Con la «Gran Depresión» de EEUU  empresas como Abraham & Straud, Filene’s, F&R Lazarus & Co, OG y Bloomingdale’s, deciden unirse y formaron: Federated DEpartment Stores Inc.

Fred Lazarus Jr., presidente creó las primeras líneas de «compre ahora y pague más adelante», y una de las medidas que tomó fue dar salida a toda la ropa que se les había quedado sin vender, surgiendo la idea de las rebajas, ya que les salía mucho mejor vender la ropa aunque fuera a un precio inferior, que almacenarla.

En España cuentan que surgió esta idea en los años 40 por la rivalidad entre «El Corte Inglés» y «Galerías Preciados».

Hoy en día las cosas han cambiado, incluso ya no hace falta que vayas a la tienda a por los mejores «chollos», ya que gracias a Internet y al avance de la tecnología, si no te gustan el mogollón, las colas interminables, pelearte por la misma prenda o ir recogiendo ropa del suelo en busca de tu talla, puedes acceder a la página web de casi todas las tiendas y comprar online, aunque tampoco  tardes mucho, ya que online las prendas también vuelan.

También puedes aprovechar estas rebajas para comprar cosas básicas como sábanas, manejo del hogar… ya que compensa y merece la pena comprarlo ahora.

En casi todas las comunidades autónomas tendrás hasta más o menos finales de febrero para poder dedicar cualquier tarde al consumo.

Lo que es innegable es que tanto los consumidores como los negocios, disfrutan de esta temporada. Ya que los primeros, consiguen los mejores “chollos”, y los segundos,   aumentan su nivel habitual de ventas.

Lo bueno de todo esto, desde mi punto de vista, es el buen ambiente que se genera por las calles de cualquier ciudad, ves a la gente alegre, comprando, olvidándose por un día de si hay o no hay crisis y disfrutando de la ganga que han comprado.

Etiquetas de prendas rebajadas / Andrea Sánchez Torrecilla

¡CORRE, QUE VUELAN!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.