La terrible lacra de la violencia machista aumenta con el COVID-19

El mismo día de la muerte de Diego Armando Maradona se celebra desde 1981 el día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y habría qué preguntarle a la sociedad cuál de estos dos acontecimientos le causa un mayor impacto, ya que, a pesar de que cada vez estamos más concienciados con el feminismo y la erradicación de la violencia contra las mujeres, las cifras este año tristemente una vez más son demoledoras.

Hoy en día sigue siendo totalmente necesario recordar que se necesita urgentemente la erradicación total de la violencia contra las mujeres y la construcción de una sociedad feminista basada en la igualdad de derechos y en la educación desde una perspectiva de género. Este año, además de haber sufrido una pandemia global con millones de muertes a su paso, también mujeres en todo el mundo siguen sobreviviendo a abusos y agresiones sexuales día tras día, y este es un problema estructural que nos incumbe a todos como seres humanos. El machismo sigue siendo una de las mayores lacras de nuestra sociedad que sufren todas las mujeres indistintamente de su edad o nacionalidad.

La pandemia global por el COVID-19 ha hecho que los abusos y agresiones hayan aumentado. El riesgo al contagio llevo a confinamientos en todo el mundo, obligando a las mujeres a vivir encerradas en sus domicilios junto a sus agresores las 24 horas del día, encontrándose solas y desprotegidas. También niñas y adolescentes tuvieron que convivir con sus agresores sexuales, los cuales está demostrado que se encuentran en su mayoría en los entornos familiares.

En España las peticiones de ayuda a los servicios de asistencia a las víctimas aumentaron un 60% durante el periodo de confinamiento domiciliario. El Estado ha contabilizado 41 feminicidos, es decir, 41 mujeres que han sido asesinadas por violencia machista durante este año. La mayoría de ellas ya habían denunciado en varias ocasiones a sus agresores. Y más aterrador es aún pensar que 1.074 mujeres han sido asesinadas desde que se empezaron a contabilizar en 2003. La ministra de igualdad, Irene Montero, ha insistido hoy en la necesidad de la renovación del pacto de Estado social, institucional y político contra las violencias machistas. Además, de recordar a las mujeres que no están solas y que tienen que dejar de tener miedo y sentirse inseguras a la hora de denunciar.

Por esta razón, es evidente de que algo sigue fallado en nuestra sociedad y de que es el momento de unirnos más que nunca para seguir luchando contra la erradicación de la violencia machista. No podemos seguir permitiendo que sigan asesinando a mujeres por el simple hecho de ser mujeres, debemos luchar todas y todos unidos para crear una sociedad que pueda crecer en libertad, donde independientemente de tu sexo tengas los mismos derechos, y sobre todo, donde no se permita que más mujeres sean arrebatadas a manos de un hombre.

Un comentario en «La terrible lacra de la violencia machista aumenta con el COVID-19»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.